Se podrá haber escapado de nuestra vista, pero jamás de nuestros corazones.

Se podrá haber escapado de nuestra vista, pero jamás de nuestros corazones.

Deja una respuesta