Invita también a los jóvenes a que sean responsables en todo.

Tú mismo serás un ejemplo para ellos cuando vean tu conducta, tu enseñanza desinteresada, tu honradez, tu predicación sana e intachable. (Carta a Tito 2, 6-8)

La Pastoral Universitaria tiene el desafío grande de acompañar el proceso de crecimiento humano y espiritual de los jóvenes, para que aprendan a vivir en la forma del Evangelio:

Amor, Caridad, Bondad, Gratuidad, Perdón.

Necesitamos jóvenes despiertos, con gana de hacer el Bien, experimentar la Caridad, comprometerse por el Bien Social, que se sientan Hijo de Dios y sean Testigos del Amor.

Que el Señor nos acompañe y sostenga en este camino tan lindo de crecimiento nuestro y de nuestros jóvenes, nos ayude a ser ejemplos buenos para ellos, testigos verdaderos de su Buena Noticia y sembradores de esperanza de un mundo nuevo.

Roberto Acerbis Coordinador de la P.J.V.U.